spot_img
14.3 C
Buenos Aires
lunes 14 junio, 2021

Phatouros: “El peronismo siempre tuvo que venir a reconstruir los desastres que hicieron los gobiernos anteriores”

Phatouros: “El peronismo siempre tuvo que venir a reconstruir los desastres que hicieron los gobiernos anteriores”

En diálogo con Infowebnoticias, el dirigente peronista de San Martín y funcionario municipal de Escobar, Alejandro Phatouros, criticó fuertemente la gestión político-económica de Cambiemos y mostró preocupación de cara al futuro. Por otro lado, habló de la reconstrucción del peronismo y el ordenamiento, con o sin PASO, que debe darse para contrarrestar las medidas del macrismo que “están castigando a los sectores populares”.

¿Qué diagnóstico hacés del primer “año y monedas” del gobierno nacional?

Fue muy malo el primer año de gobierno. Sobre todo porque la gente que confió en ellos y los votó, tenían esperanzas. Aquel que se siente defraudado, la esperanza se le va muy rápido. Este fue el efecto que hemos visto hacia el fin del año 2016, donde se acabó la “Luna de Miel”. Y de ahí en más en el gobierno entró en un “tobogán” de tomar medidas que van en contramano, hasta si querés, del sentido común. Esta última cuestión de los jubilados, que fue hasta terriblemente explicada por un funcionario diciendo que eran 15 o 20 pesos, algo que fue categórico. Yo hice una cuenta, me tomé el trabajo de ver a cuántos jubilados y planes afectaba: a 17 millones 300 mil argentinos.

Y por el otro lado la sociedad se dio cuenta que hay una tendencia del gobierno a arreglar el tema del Correo, donde están los hijos del Presidente. Y me tomé el trabajo de ver cuantas personas eran beneficiadas: ocho. Entonces, cuando nos quieren expresar a nosotros que este no es un gobierno para ricos, sólo basta con ver este dato. El corolario de todo esto, es que empezaron con la justificación del propio fracaso. Cómo lo justifican, echándole la culpa al otro. Cualquier cosa de lo que pasa, la culpa la tiene el otro. Hoy la sociedad les está pasando factura, por eso ha caído más de 25 puntos esa primera imagen positiva que tenía Macri en el inicio de su mandato, bajó del 65 al 40%. Es la primera vez que tiene mayor imagen negativa que positiva. Se acabó esta fantasía del niño rico que venía despojadamente a gobernar por el bien de los argentinos, para mostrar lo que en realidad es: un empresario que sólo tiene una idea de la maximización de la renta empresarial y que evidentemente está muy alejado de la realidad que vivimos todos los argentinos.

Desde el gobierno nacional, había mucha esperanza en lo económico, respaldadas en situaciones que luego no se dieron. ¿Por qué pensás que no se dieron? ¿Tiene Plan B el gobierno?

Las políticas que llevó adelante Macri son las que realmente quería llevar. Esto no es un proyecto político, es económico. Si empezás a mirar los nombres del gabinete, todos están asociados con un grupo de poder importante. Arganguren manejando la energía cuando viene de Shell o Braun manejando el comercio interior cuando viene de la cadena de los supermercados. Así podemos nombrar mucha gente que está allí manejando las cuestiones sensibles a todos los argentinos. En su proyecto económico, lo que vinieron a hacer es arreglar cuestiones macroeconómicas para beneficiarse a sí mismos. Arrancaron su mandato poniendo el dólar en valor de mercado y encima, sacando las retenciones al campo, a las mineras, después al petróleo; arreglando con los Fondos Buitre. Además, sacando una norma inentendible, respecto a que cualquier capita puede venir a la Argentina, invertir e irse. Cuando hoy el dólar está “estable” y empieza a armarse la bicicleta financiera.

Vienen capitales, convierten de dólares a pesos, los ponen el Lebacs, esperan un tiempito, vuelven a comprar sus dólares originales con ganancias, y se lo llevan. Este gobierno va a terminar tomando 100 mil millones de dólares de deuda en 2016 y 2017, no para hacer rutas como nos dijeron, arreglar hospitales o mejorar la educación, sino para bancar la timba financiera que claramente cada vez deprime más las esperanzas de Argentina de salir adelante. Todos los capitales que vinieron, ninguno fue productivo, todos especulativos. Esto lleva a la Argentina a un hiper-endeudamiento, recesión y aumento desmedido de tarifas. Te dicen que las tarifas están al 40% de lo que deberían estar. A muchos de nosotros nos llegan tarifas de 2 mil o 3 mil pesos en una factura de un servicio. Una persona que gana 8 mil o 10 mil pesos ¿tiene que trabajar un mes solamente para pagar un servicio?

Esto no es justificable de ninguna manera. Empieza a evidenciarse que cuando, pretendidamente, quisieron hacer ver a la política como algo malo, como que todo es corrupción, como que no hay un espíritu de bien común, antepusieron a ello una figura de que aquel que tiene plata viene al Estado solamente a hacer un servicio patriótico. Evidentemente esto no es así. Tienen más de 60 imputados en el gobierno. Hay conflictos de intereses escandalosos, con funcionarios que están con sus empresas en los “dos lados del mostrador”. Esto va a tener su resultado cuando la gente emita su voto en octubre del 2017, porque no se puede sostener mucho más en el tiempo. En cualquier comercio, PYME, o cualquier persona en la calle te dice que su situación empeoró. Pensemos todos en cuanta gente nos cuenta que su situación empeoró, que lo despidieron o que tuvieron algún problema, y cuanta gente nos cuenta que le va bien en el trabajo, que consiguió un nuevo empleo o tuvo una nueva oportunidad. Te vas a dar cuenta que a todos les han pasado cosas malas.

¿Del gobierno de Vidal qué valoración hacés?

Sé que ella tiene las mejores de las intenciones. Pero no la veo como la representante de los bonaerenses. La veo como la delegada de Macri en la provincia de Buenos Aires. Tiene una concepción que tiene más que ver con la ciudad de Buenos Aires que con las realidades de la Provincia. No veo que llegue ayuda real para los más humildes. San Martín, por ejemplo, es un distrito donde hay muchos lugares con necesidades básicas insatisfechas y no se ve “la mano” del gobierno provincial ayudando a un municipio que tiene que hacer frente a todos los problemas que tiene el distrito. No vemos que haya mejorado la calidad de la salud. No vemos que haya cumplido su promesa de campaña de que se iba a sentar en diciembre con los gremios docentes para arreglar y que las clases empiecen a término. Tampoco vemos esta pretendida lucha contras las mafias, que obviamente apoyamos, pero no vemos presos.

El único hecho conocido es el de los sobres de unos comisarios en La Plata, sobres que han desaparecido que tenían nombres bastante importantes y que no han llegado a la opinión pública y hubo un comisario de 41 años que falleció o “se mató” en la misma celda. El maketing político de Durán Barba, así como se impuso fuertemente en la comunicación de Macri y Marcos Peña, también se ha metido en la comunicación de Vidal. Aquí hago una salvedad, yo separo a Larreta. Dentro de lo que es cambiemos ha demostrado ejecutividad.

Obviamente es mucho más fácil gobernar una ciudad que tiene 7 veces más de presupuesto que cualquier distrito del Conurbano con relación a sus habitantes. Pero lo veo mucho más ejecutivo, mucho más preocupado con lo que está haciendo allí con la urbanización. Pero cuando se intentó exportar un modelo de gestión de la Ciudad al resto de la Argentina, con todos los problemas que tiene el país, han fracasado. No es un modelo aplicable a todo el resto del país. Ese puede ser el origen de la falla de diagnóstico en cómo llevar adelante la política.

En este contexto, el peronismo está en un proceso de reorganización ¿Cómo imaginás que se va a dar ese engranaje del peronismo para encarar este año y llegar al 2019 con serias chances?

El peronismo está teniendo dos etapas. El 2016 donde hicimos una autocrítica, donde se empezaron a generar subgrupos dentro del peronismo, por afinidad, hasta por cuestiones generacionales. Y hoy es un deber del peronismo buscar la unidad. La unidad puede ser a través de una PASO donde discutamos como amigos con distintas posiciones, pero con el objetivo ulterior de enfrentar todos juntos al gobierno con características liberales y de concentración; contra nosotros que proponemos un modelo distributivo. Allí debe estar la dirigencia peronista asumiendo su responsabilidad, porque hay mucha gente sufriendo. No puede ser que por la vanidad de algunos dirigentes no se encuentre ese espíritu de cuerpo. Siempre va a ser mejor un “compañero” que un adversario que esté en las antípodas, como es hoy el gobierno de Cambiemos.

Entonces, yo diría que estamos en una etapa de reconstrucción, de nuestros cuadros, de nuestras formas de llegar a la gente, de los ideales que nos llevaron a ser peronistas. Porque como cualquier movimiento de masas, también hay gente que se infiltra. Todos estos que aparecieron, yo nunca voy a defender a alguien que esta en hechos de corrupción, nunca fueron peronistas, se metieron dentro del movimiento y no hemos tenido en su momento los anticuerpos para expulsarlos. A aquellos dirigentes que tienen manejo territorial, que han revalidado ante sus pueblos –como las intendencias y las gobernaciones- creo que se les debe dar la oportunidad de que conduzcan este proceso. Que así como pudieron ganar en sus lugares, lleven al peronismo en su conjunto a un proceso ganador. Luego frenar estas políticas que está llevando adelante este gobierno en el Congreso, porque veo que a futuro se viene la flexibilización laboral, el aumento de la edad jubilatoria, que cada vez va a ser más creciente la libre importación de productos y la pérdida de mano de obra argentina, la pérdida de empleo, el aumento de la indigencia.

Hay muchos factores que si nosotros no ponemos freno a las políticas que está llevando adelante el gobierno, van a impactar fuertemente en la población y de nuevo vamos a tener que agarrar un gobierno destruido allá por 2019 y sacar adelante la Argentina. Algunos le imputan al peronismo que estuvo muchos años en el gobierno, como si fuera el culpable de los males. Y yo ante eso digo no, el peronismo siempre tuvo que venir a reconstruir los desastres que hicieron los gobiernos anteriores. Hemos recibido hiper-inflación, hiper-endeudamiento, el mamarracho de Blindaje de De la Rúa, el arancelamiento y la rebaja de las universidades. Todo eso que ha ocurrido, tuvo que venir el peronismo a arreglarlo.

Cristina Fernández ¿puede ser un ordenador o es un eje de debate constante dentro del espacio? Allí está la principal división en el peronismo.

La voz de Cristina es muy respetada hasta por los adversarios. Cuando habla Cristina todo el mundo se calla. Para luego criticarla o apoyarla. Pero es una voz muy respetada. Entonces, puede ser que genere algún debate interno dentro de peronismo. Pero a quién genera debate, a aquellos que quieren asumir el lugar que tiene ella. Entonces, hay que “salir a la cancha”. Si alguno cree que tiene mejores condiciones de liderazgo que Cristina tiene que demostrarlo en unas internas.

Obviamente para eso primero Cristina tiene que decir si quiere o no ser candidata. Nadie puede obligarla a que asuma un rol que quizás no tiene ganas de tener. Lo cierto es que la gente empieza a ver que en su gobierno, podía tener una movilidad ascendente, contra la idea actual conservadora de la pobreza digna. Ahora lo que se ves es cómo la clase media que mayoritariamente apoyó a Macri hoy se ve con 172 mil intimaciones de AFIP, con problemas para llegar a fin de mes. Entonces nos estamos dando cuenta que este no es un gobierno para los 40 millones de argentinos. Macri gobierna para una selecta minoría.

Hace unos días en San Martín se lanzó la Mesa de Cambiemos, hubo presencia de ex intendentes, legisladores y dirigentes del peronismo ¿Cómo lo viste? Teniendo en cuenta que de allí saldrá el rival del peronismo local en 2019.

Es otro espacio político, respeto su lógica interna. Pero si hay compañeros peronistas dentro de ese espacio y se observa como las políticas del gobierno están castigando a los sectores populares, me gustaría que pongan al frente de la discusión para que dentro de su espacio político digan que las cosas no están bien. Cada uno elige el espacio donde está, pero tiene que haber una voz disidente hacia dentro del mismo espacio. Eso era otra cosa de la que acusaban al peronismo, respecto de una voz monocorde, de un relato único. No puede ser que la única voz crítica del espacio sea la de Elisa Carrió.

SIGAMOS LEYENDO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
1,539FansMe gusta
881SeguidoresSeguir
26suscriptoresSuscribirte
Chatear
1
Contactame
"Hola, queremos que compartas con nosotros tus inquietudes, podes enviarnos audios y videos. Se parte de Infowebnoticias!"