11.8 C
Buenos Aires
martes 9 agosto, 2022
spot_img

¿Quién manda en Juntos por el Cambio?

¿Quién manda en Juntos por el Cambio?

Por Adrián Cordara, director de infowebnoticias.com

En la política, históricamente, el poder es ordenador. Una vez allí, todas las diputas y diferencias internas quedan en un segundo plano. El “verticalismo” es absolutamente marcado y en un país como Argentina, presidencialista por excelencia, aún más.

Como en otros órdenes de la vida, la derrota, en cambio, es dolorosa, expone todas las miserias y diferencias, y genera un cimbronazo que se siente hasta en los cimientos de un espacio. Cae el verticalismo y las fichas intentan reacomodarse en una mejor posición, en un ajedrez que dura años.  

En la actualidad, ese proceso lo está viviendo Juntos por el Cambio. Hasta agosto del 2019, había un conductor claro, Mauricio Macri. Más allá de que el gobierno estuvo muy lejos de cumplir las expectativas, toda la dirigencia se encolumnó detrás del presidente de la Nación durante 4 años.  

Hoy, lejos han quedado esos tiempos y se observa un momento de ebullición en la fuerza. Dirigentes que muestran sus diferencias a través de los medios, referentes que quieren impulsar “líneas internas”, posturas partidarias que se dan a conocer sin el aval de sus máximos referentes, figuras que empiezan a mostrar un crecimiento sostenido. Reina la horizontalidad, y aunque no lo reconozcan, la puja de poder.

En este contexto, se observan dos posturas bien marcadas encabezadas por sus máximos referentes.

LOS ULTRA

Por un lado, el sector más reaccionario, que quiere profundizar las ideas más radicalizadas del espacio. Que a través de redes sociales, declaraciones en la prensa u opiniones, intentan “demonizar” cualquier acción del actual Gobierno nacional en plena pandemia, e impulsar todas las marchas posibles: “A favor de la libertad”, “En contra de la infectadura”, “Contra el regreso del comunismo”, etc, etc.

Allí se puede identificar claramente a la actual presidenta del Pro, Patricia Bullrich y a los diputados nacionales Fernando Iglesias (twittero compulsivo), Waldo Wolf, y Alfredo Cornejo (separatista posmoderno), entre otros.

Pero lo que erosiona aún más las diferencias dentro de Juntos por el Cambio, es saber que detrás de Bullrich está el mismísimo ex presidente de la Nación. La postura más dura viene del propio Mauricio Macri, que en su primera entrevista del año sostuvo que el gobierno está «intentado avanzar sobre las libertades» por las medidas tomas durante la cuarentena y celebró las marchas como «una reacción activa y fuerte de la sociedad, que se ha movilizado para expresarse en contra de estos abusos y avances», en pleno crecimiento exponencial de contagios del covid-19 en Argentina.

LOS MODERADOS

Del otro lado encontramos a varios intendentes de Juntos por el Cambio. Hombres de gestión diaria que más allá de tener diferencias con el Gobierno nacional y provincial (con este último aún más), y sin perder su pertenencia partidaria, entienden que la actualidad en plena pandemia es muy compleja y es absolutamente prioritario trabajar en conjunto para evitar un desastre económico, social y sanitario a escalas monumentales. En ese grupo hay jefes comunales como Jorge Macri (Vicente López), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Néstor Grindetti (Lanús), entre otros.

Una de las figuras más rutilantes de este sector es María Eugenia Vidal. Que en sus últimas apariciones ha sido muy autocrítica y ha dejado entrever una intención de renovación y refundación del espacio.  

«El año que viene, cuando volvamos a pedir una oportunidad a los bonaerenses y a los argentinos, tenemos que decirles qué aprendimos para ser mejores. Tenemos que decirles que escuchamos su mensaje. Hace falta una autocrítica, pero no una para flagelarnos, o para ponerle nombre y apellido a los errores, sería infantil pensar que hay un único responsable. Todos  los que tenemos algún nivel en la dirigencia lo somos. Y todos debemos ver qué podemos mejorar. La capacidad de reconocer errores nos hace más fuertes. Y refundarnos como espacio», afirmó la ex gobernadora en una charla online con militantes de La Matanza.

Si bien no mantiene diálogo con el oficialismo porque no se encuentra en gestión, Vidal no se ha caracterizado por hacer críticas desmedidas, sino todo lo contrario.

Otro referente fundamental de los dialoguistas es el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. En permanente contacto con Nación y Provincia para articular acciones de prevención ante el avance del coronavirus en el AMBA.

Aquí encontramos también el vicejefe de Gobierno Porteño Diego Santilli y al diputado nacional Cristian Ritondo.

Hasta hace unos días, estas diferentes posturas dentro del espacio se mantenían independientes una de otra. Pero el asesinato del ex secretario de CFK, Fabián Gutiérrez, llevó la tensión al extremo.

EL COMUNICADO GATE Y LA PUJA DE PODER

Ese famoso texto que hablaba de “un crimen de la mayor gravedad institucional”, firmado por Patricia Bullrich y Federico Angelini del Pro, Alfredo Cornejo y Alejandra Lorden de la UCR, y Maximiliano Ferraro y Mariana Suvic de la Coalición Cívica, generó un cimbronazo hacia dentro que repercutió afuera.

Mientras varios de los dirigentes más relevantes de Juntos por el Cambio debatían sobre qué postura tomar frente a lo ocurrido con Fabián Gutiérrez, Bullrich y el resto dieron a conocer el polémico texto en nombre de todos.

Luego, entre discusiones, enojos, indignaciones y gritos, Vidal Y Larreta lograron la conformación de una Mesa Ejecutiva con mayor representación, para tomar determinaciones, como la del comunicado, en adelante.

Es decir, le quitaron poder de decisión a Patricia Bullrich, ergo, también a Mauricio Macri. Tales decisiones, ahora deberán contar con la aprobación de varios sectores del espacio.

La flamante mesa ejecutiva tiene nueve integrantes: Patricia  Bullrich, el diputado Federico Angelini (vicepresidente del PRO y referente de Santa Fe), la senadora cordobesa Laura Rodríguez Machado (vicepresidenta segunda del partido), Eduardo Machiavelli y Diego Santilli (representantes del jefe de Gobierno), el intendente  Jorge Macri (titular del PRO bonaerense), el diputado Cristian Ritondo (jefe del bloque en la Cámara baja), el diputado Omar De Marchi (presidente del PRO mendocino) y Fernando de Andreis, el ex secretario General de la Presidencia.

¿QUIEN MANDA?

En el peronismo, existe una máxima: “Los peronistas somos como gatos: cuando parece que nos peleamos nos estamos reproduciendo”. Habrá que ver si en la vereda de enfrente sucede algo similar. Si esta puja en la actualidad, es un fortalecimiento del espacio para el futuro o todo lo contrario, si las diferencias se profundizan, las líneas internas se multiplican y los cortocircuitos llevan a un 2021 con una multitudinaria PASO.

Lo que queda claro, más allá de las posturas ultras o moderadas, que lo que se debate hacia dentro es el poder. Cómo será Juntos por el Cambio de aquí en adelante.

 Y por sobre todo, quien será el que llegue mejor parado tras los avatares políticos ante la sociedad en 2023, cuando se vuelva al “ring” para la contienda más importante de todas.

SIGAMOS LEYENDO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
1,539FansMe gusta
911SeguidoresSeguir
30suscriptoresSuscribirte
Chatear
1
Contactame
"Hola, queremos que compartas con nosotros tus inquietudes, podes enviarnos audios y videos. Se parte de Infowebnoticias!"